Entrevista Humor de la melancolía

Entrevista Humor de la melancolía

Transcripción

… El olor del espliego se me antojó igual al rumor de las ropas que el adolescente ve caer antes que la mujer lo coloque amorosamente sobre su cuerpo abierto y lo haga deletrear el alfabeto1 del mundo… (‘El humor de la melancolía’)

¿Cuánto hace que venía tramando este libro?

Desde hace ocho años, cuando escribí el cuento final, que incluso se llamaba “El humor de la melancolía”.

¿Cuál es la llave que abre el Imperio de la perversidad?

La imaginación y la complicidad de la pareja, pues los amantes deben ser conscientes de que no debe haber en sus cuerpos ningún poro por examinar ni ningún placer por experimentar y gozar a fondo.

¿Cuál es la ‘glándula’ que produce la melancolía?

La glándula genital que no ejercita aquello para lo cual fue creada. Quien no hace el amor muere de melancolía.

¿Es la melancolía una enfermedad o apenas un síntoma?

Un síntoma, aunque es pasajero. Contra la melancolía coros de pasión: ese es el remedio.

¿Cuál es el antídoto para ese ‘delirio sin fiebres, acompañado de temor y tristeza sin causa aparente’?

Lo acabo de decir. Y lo dijo el poeta Blake en su Matrimonio del cielo y del infierno: “Quien desea y no actúa, engendra la peste…”

‘El olor de tus depravaciones’, un título que hubiesen envidiado Henry Miller y el Marqués de Sade.

Probablemente, aunque es provocativamente mío.

1 Alfabero en el original. Corregimos.

Page0003