El festín de los conjurados

El festín de los conjurados


 

 

 Reseña sobre El festín de los conjurados

"Toda literatura conspira contra el orden. Y no hubo orden que más incitara a la transgresión y al cambio que aquel que defendía con todas sus armas los valores de la sociedad burguesa durante las últimas décadas del siglo XIX, un fin de siglo tan pletórico en desafíos e indulgencias pero también en logros que, con todo derecho, constituye una era singular y autónoma para la literatura moderna.

 Los ensayos que conforman El festín de los conjurados son una inmersión en los anales del decadentismo, una búsqueda de la honestidad y la entrega literarias mostradas durante su período creador por parte de los autores más significativos de esta época, marginados o automarginados, rechazados, condenados, leídos y bien o mal interpretados, rodeados de dolor, angustia y deseo creador, con cosas que decir y criticar. Gustave Flaubert, Jules Barbey D'Aurevilly, Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, Joris-Karl Huysmans, Paul Verlaine, Lépold von Sacher-Masoch, Oscar Wilde, Thomas Carlyle, Isidore Ducasse, conde de Lautréamont y sus obras  muchas de las cuales son consideradas maestras, como Madame BovaryLa educación sentimental Las flores del malEl sacerdote casadoAl revés El jardín de los supliciosIn carcere et vinculisSartor Resartus Los cantos de Maldoror por nombrar algunas, son confrontadas con el mundo que los rodeaba, con el que los siguió y con el actual, cuya valoración va más lejos acaso por encontrarnos sobre los hombros de las generaciones anteriores. En  El festín de los conjuradosMoreno-Durán es nuestro ciceronea través de los campos de cultivo donde germinaban algunas de las obras más significativas de la literatura moderna."  

El festín de los conjurados, Editorial Ministerio de Cultura (2000).

Primera Edición: junio de 2000

Editorial: Ministerio de Cultura