El Caballero de la Invicta

El Caballero de La Invicta

Reseñas sobre El Caballero de La invicta

"El caballero de La Invicta es una novela que traza una minuciosa y cruel anatomía del deterioro. Del deterioro de la vida y del lenguaje, de la ciudad y del alma de cada uno de los personajes. Con simpatía rayana en la complicidad, observamos a un viejo científico que con abnegación ha dedicado toda su existencia al análisis de la célulaes decir, la manifestación primaria de la vida pero no tiene tiempo para ver lo que sucede alrededor suyo. La decadencia de sus enmohecidos apellidos, el envejecimiento y detritus de su familia, las miserias de una ciudad que se ha acostumbrado a convivir con la pesadilla y el miedo, las flaquezas de un cuerpo que ya no responde a sus apetencias ni goces. Solo el amor le ofrece una mínima posibilidad de estímulo, aunque también el ámbito de los sentimientos de le declara feroz enemigo de la vida.

 Cinco historias paralelas atraviesan la novela y como un pentagrama de enigmas confluirán en un desenlace inesperado pero gratificante. ¿Por qué se suicidan los catalanes de la ciudad? ¿Qué se esconde tras la fuga del alcalde mayor y las acciones de la delincuencia organizada? ¿Por qué razón los fundamentalistas atentan contra el metro subterráneo de la capital? ¿Puede usted vivir con la certeza de haber cometido doble incesto y, diez años después, negarse a la evidencia? Todo es aquí entropía y ruina, aunque en medio de semejante panorama el autor teje en un sutil homenaje a Don Quijote, ese otro caballero tan desquiciado en sus andanzas como vehemente y lúcido en sus juicios. Es en esa línea de complacencias intertextuales como hay que leer la partitura de la novela, como sucede con ese movimiento que recrea la pasión por esa muchacha tantas veces amada y añorada pero perdida para siempre, o ese insólito auto de fe queya no a nombre de infaustas caballerías sino de insuperables y preocupantes hitos de la ciencia lanza a la hoguera todas aquellas obras que a juicio del protagonista le han comido el seso y lastimado sus defensas ente el oprobio de lo cotidiano."    

El caballero de La invicta, Editorial Planeta (1993)

" "¿Es Moreno-Durán el más importante novelista postmoderno de Colombia? Mientras otros novelistas no demuestren lo contrario, escribiendo, es posible que su última novela, El caballero de La invicta, así lo confirme". OSCAR TORRES DUQUE. Cromos,Bogotá.

"Con Moreno Durán, y en particular con esta su última novela, la literatura colombiana deja de ser un mero juego estético para convertirse en un hondo cuestionamiento, en un análisis esencial del hombre y de la sociedad, en una especie de broma trascendental, como alguna vez lo fue la tragedia griega". GERMÁN ESPINOSA, El tiempo, Bogotá.

"Yo encuentro que el aspecto más original de la obra de Moreno-Durán es usar en sus novelas referencias directas de la vida de la Europa de hoy, pero no con carácter anecdótico sino realmente integradas al cuerpo del relato, en forma absolutamente natural". ÁLVARO MUTIS, El Tiempo, Bogotá.

"El final de El Caballero de La Invicta—homenaje al Quijote incluído—es delirante y redondea una historia igualmente delirante" DARIO JARAMILLO.Cambio 16, Bogotá.

"El verbo permanece por encima de la carne, así como la prosa de la novela permanece invicta, deslumbrando incluso más que su carne, carne que hace pensar en su verbo" HUGO CHAPARRO, El Espectador, Bogotá" .

 El caballero de La invicta, Editorial Montesinos (1994)

Primera Edición: octubre de 1993

Editorial: Planeta


 
 

Otras cubiertas

1994

El caballero de la invicta
Primera Edición: 1994;
Editorial Montesinos