Juego de damas

Juego de damas


 

Reseñas sobre Juego de damas

"Concebida como una meditación sobre las vastas posibilidades del lenguaje, Juego de Damas es la primera novela de un autor que, contrario a cualquier veleidad autobiográfica, crea una íntima e ineludible complicidad entre el lector y las secuencias deliberadamente crípticas del relato. El universo cerrado y no siempre apacible del gineceo, evocado merced una sutil y deliciosa parodia, ventila con causticidad los tejemanejes y flirteos, la componendas y desaires de una acicalada fauna que, en vías de franca extinción, se deja sorprender en pleno ejercicio de sus resabios cotidianos. En este libro la ironía actúa como elemento de mediación estética frente a un tema que puede parecer insolente, morboso o sicalíptico, pero que, tratado con elegante escepticismo, esconde en realidad la admonición de una parábola terrible. De igual forma y en lo que a la técnica narrativa respecta, esta obra fundamenta su crítica en el uso de la paráfrasis, en virtud de la cual el punto de vista—esquivo  Poltergeisttransgrede, manipula e interpreta a su antojo toda esa variada sarta de estereotipos culturales, erótico-afectivos, históricos y políticos que constituyen la infraestructura del Salón. El singular tratamiento del tiempo también adquiere en esta novela categoría protagónica, al extremo de incidir en la conciencia de los personales, difuminándolos en un juego de varios lustros y reconciliándolos en la multiplicidad del discurso oral. Con la jerarquización de una Dinastía de mujeres brillantes –Meninas, Mandarinas y Matriarcas – la novela cobra inusitada vigencia en un medio social que, trasunto frívolo del Grand Siècle y de la  politesse dieciochesca, tramita en nuestra época sus conspiraciones y arterías a través del acogedor conducto regular de ciertas hembras mentales, hermosas y como comprueba algún pasmado comodín, extraordinariamente inteligentes".

Juego de damas, Editorial Seix Barral (1997)

"Novela emblemática de una época y una gran generación, Juego de damas centra su anécdota en el universo de lo femenino y en las múltiples posibilidades del lenguaje. Establece una peculiar jerarquía de mujeres insignes, representantes de la clase media ilustrada, al tiempo que subvierte la falsa moralidad de su entorno gracias al hábil empleo de una sintaxis sugestiva e irreverente. Novela polifónica, todo desemboca en una coral de motivos y sugerencias donde la ironía es el mejor registro y a la vez el máximo logro de sus pretensiones estéticas".

 Juego de Damas, Tercer mundo editores (1998)

Primera Edición: mayo de 1997

Editorial: Seix Barral


 
 

Otras cubiertas

1988

Juego de damas
Segunda edicion: septiembre de 1998;
Tercer Mundo Editores