Los felinos del Canciller

Los felinos del Canciller

Reseñas sobre Los felinos del Canciller

"Puede afirmarse que Los felinos del Canciller es la primera gran novela sobre el dorado aunque nada apacible mundo de la diplomacia latinoamericana. La ironía, la elegante escritura y el fino humor de la narrativa del escritor colombiano R.H. Moreno-Durán hacen aún más implacable la visión sobre la impostura social de los Barahona, protagonistas del libro. Ambientada en la última semana del verano de 1949 en Nueva York, la novela recrea una red de vivencias y escenarios que confluyen siempre en una atmósfera crepuscular: el fin de una era, de una concepción del mundo, de una sensibilidad. Conscientes de que la diplomacia no es más que un eufemismo (el tic social, el lenguaje ingenioso, el refinado mohín) elevado a razón de Estado, los personajes se enclaustran en sus privilegios hasta rozar el incesto. Las arcádicas urbes americanas y europeas de comienzos de siglo son las instancias del recuerdo del último de la estirpe, que durante la segunda guerra mundial vagabundea por las Antillas so pretexto de misiones consulares y cuya apática errancia no es más que la confirmación de un hecho inapelable: un fin de race, el canto del cisne en una época cuya fascinación y violencia resucita esta obra." 

Los felinos del Canciller, Editorial Planeta, Primera Edición (1987)

"Puede afirmarse que Los felinos del Canciller es la primera gran novela sobre el dorado aunque nada apacible mundo de la diplomacia latinoamericana. La ironía, la elegante escritura y el fino humor de la narrativa del escritor colombiano R.H. Moreno-Durán hacen aún más implacable la visión sobre la impostura social de los Barahona, protagonistas del libro. Ambientada en la última semana del verano de 1949 en Nueva York, la novela recrea una red de vivencias y escenarios que confluyen siempre en una atmósfera crepuscular: el fin de una era, de una concepción del mundo, de una sensibilidad. Conscientes de que la diplomacia no es más que un eufemismo (el tic social, el lenguaje ingenioso, el refinado mohín) elevado a razón de Estado, los personajes se enclaustran en sus privilegios hasta rozar el incesto. Las arcádicas urbes americanas y europeas de comienzos de siglo son las instancias del recuerdo del último de la estirpe, que durante la segunda guerra mundial vagabundea por las Antillas so pretexto de misiones consulares y cuya apática errancia no es más que la confirmación de un hecho inapelable: un fin de race, el canto del cisne en una época cuya fascinación y violencia resucita esta obra. 

En esta novela – finalista de los premios Nadal y Rómulo Gallegos –, su autor se descubre como uno de los narradores latinoamericanos más originales, poseedor de la “enfermedad del lenguaje”, al igual que uno de sus personajes. Como dice J.J. Armas Marcelo: “Parece como si Moreno-Durán hubiera estado aceitando sus armas literarias durante algunos lustros para ahora darnos este libro fantástico.” Sin lugar a dudas, se trata de un importante reto de lectura". 

Los felinos del Canciller, Editorial Planeta, Segunda Edición (1993)

Primera Edición: 1987

Editorial: Planeta


Otras cubiertas

 

1987 2

Los Felinos del Canciller
Primera Edición: 1987;
Editorial Destino

1993

Los Felinos del Canciller
Segunda Edición: 1993;
Editorial Planeta

1998

Los Felinos del Canciller
Primera Reimpresión: 1998;
Editorial Planeta